916 210 259 / 667 596 178 contacto@h50tactical.es
Close
28924 Alcorcón (Madrid) España C/ Porto Colón 6 Posterior local 5
916 210 259 / 667 596 178 contacto@h50tactical.es

Una bandolera militar muy completa

Warrior Assault Systems es una empresa relativamente joven del ámbito militar. Situada en UK (Reino Unido) diseña, fabrica y  distribuye accesorios militares como chalecos, fundas, bandoleras y demás complementos para soldados y empresas de seguridad privada. La empresa Warrior Assault Systems fue creada en 2005 por dos ex-soldados de la fuerzas armadas del Reino Unido.

Vieron las deficiencias de material en distintas situaciones de su trabajo y decidieron aprovechar el conocimiento. Teniendo conocimiento de primera mano de las carencias y problemas que puede causar el material defectuoso o poco practico en situaciones extremas y peligrosas, se decidieron a la creación de una marca especializada en material militar para uso profesional.

Warrior Assault Systems alcanzó en poco tiempo mucha popularidad entre militares y muchos de sus productos incluyen un certificado NTOA (National Tactical Officers Association) que prueba y recomienda los productos de Warrior Assault Systems como los chalecos DCS Plate Carrier. Un fabricante a tener en cuenta en los próximos años.

Accesorios probados en combate por fuerzas armadas en todo el mundo. Los materiales usados cumplen con los requisitos Mil Spec y las telas y camuflajes usadas son los originales. Los componentes como cierres reciben un tratamiento I.R. que reduce la firma infrarroja. Todos los productos son aptos para el servicio.
Hoy voy a hablaros de una de mis últimas adquisiciones, se trata de la bandolera Low Profile Grab bag de la marca Warrior Assault Systems.
Si bien la intención inicial era la de utilizarla únicamente para portar todos los útiles que empleo en el campo de tiro, me ha gustado tanto que pasará a ser uno de mis medios habituales para transportar equipo a diario. Vamos a ver los motivos de ésta decisión.

ANÁLISIS DE LA CONSTRUCCIÓN/MATERIALES

Lo primero que apreciamos al sacarla de la bolsa es la calidad del bolso. La cordura es de primera calidad; las cremalleras y clips robustos, así como las correas y las costuras se han rematado adecuadamente, no como nos tienen acostumbrados muchos fabricantes de renombre.

Otra de las cosas que llama la atención en un bolso de estas características (y de precio tan contenido teniendo en cuenta la calidad) es que Warrior utiliza Multicam original y no una copia, hecho que salta a la vista sin siquiera ver las etiquetas que lo confirman.

Siguiendo con la construcción y materiales hay que reparar en las costuras, tanto por la cara externa como el remate interior, pues nos dan la seguridad de que no se van a deshacer en cuanto carguemos la bandolera con bastante peso ni cuando la sometamos a un trato duro.
Otro detalle que han cuidado los fabricantes es el de reforzar aquellos puntos que más sufren, pasando la correa principal por debajo y reforzando por dentro la parte inferior donde se apoyará todo el peso.
En cuanto a detalles de construcción de cara al uso vemos que no han dejado nada (o casi nada) sin atender. Han preparado sujeciones y velcros para todos aquellos elementos que no se utilizan en ese momento, como la correa para la cintura/pierna como para la cremallera de la tapa desmontable.
Otro detalle a tener en cuenta es que en la tapa dispone de una abertura que permite extraer desde el bolsillo principal la antena de nuestras comunicaciones o el tubo de una bolsa de hidratación.
La cremallera principal es bidireccional y carece de elementos metálicos en el tirador, lo que evitará ruidos innecesarios producidos durante el movimiento, en cambio han optado por realizar los tiradores en paracord, hecho al que nos tienen acostumbrados últimamente los fabricantes de material táctico de gama media/alta.

ANÁLISIS TÁCTICO/UTILIDAD

La bandolera es completamente modular, dispone de sistema Molle en dos de sus caras, además de en la correa principal, por lo que podemos organizar los distintos pouch que trae a nuestro gusto. El único bolsillo que no se puede retirar es el del móvil/brújula/GPS (o lo que quieras meter) que trae en uno de los lados estrechos, todos los demás se pueden retirar o cambiar de posición.

Asimismo la cubierta se puede desmontar, pudiendo utilizarse como portaplanos independiente (tamaño A4).

La bandolera viene de fábrica con los siguientes pouch:

  • Portacargador triple para cargadores de fusil de 5.56
  • Portacargador doble para cargadores de pistola.
  • Portacargador simple para cargador de pistola.
  • Portacargador simple con velcro para cargador de pistola.
  • Funda con velcro para pistola.

Podemos portarla en varias configuraciones dependiendo de la misión, con la tapa que la cubre o sin ella, quedando a la vista el panel molle frontal con los elementos que tengamos facilitando el acceso a ellos y a la cremallera principal.
Cuando abrimos la cremallera nos encontramos un bolsillo principal lo suficientemente amplio como para que al llenarlo no resulte incómoda de portar.

A ambos lados de este bolsillo tenemos otros dos, de un tamaño más reducido, uno de ellos completamente forrado de velcro suave para emplazar las dos fundas de velcro que trae la bandolera así como cualquier otro bolsillo que tengamos con ese sistema. Éste espacio es ideal para portar el arma y un par de cargadores puesto que el velcro suave, además, no estropeará el pavonado de nuestras armas.

El otro de los bolsillos secundarios dispone de varias gomas elásticas que nos permiten disponer de nuestros elementos sin que se muevan por el bolsillo involuntariamente, facilitando el acceso a los mismos.

 

En cuanto al porte colgada es cómoda. Dispone de un acolchado y antideslizante que se puede retirar de la correa principal. La correa es lo suficientemente ancha como para que al portarla con peso no se haga incómoda y la cinta adicional evita que se mueva cuando la fijamos a la cintura o al muslo (dependiendo de la altura a la que la llevemos).

Hasta aquí hemos visto las bondades de la bandolera, pero para mi gusto tiene algunos contras también (carencias más bien).

  • Para empezar, la bandolera se puede portar en el lado derecho o el izquierdo, pero si optamos por el porte en el lado izquierdo perderemos el acceso al espacio con sistema molle de la correa principal ya que nos quedará en la espalda tras el brazo, siendo muy difícil el acceso al mismo.
  • Carece de una zona con velcro para colocar parches de identificación. En patrullas en que varios integrantes dispongan del mismo bolso podría dar lugar a equivocaciones u obligarnos a marcarla con rotuladores.
  • Carece de sistema Molle en la parte trasera, esto en principio no es necesario, pero podría utilizarse llegado el momento para colocar la bandolera sobre la plataforma Molle de una mochila de patrulla y así aumentar la capacidad de la misma y facilitar el porte.
  • Si bien han cuidado bastante todo este tipo de detalles no han incluido una posición de reposo para el enganche de la tapa superior cuando la retiramos, de manera que queda colgando en la parte inferior.

Como resumen, me parece una gran opción para todos aquellos que deban portar el equipo de manera más accesible que en una mochila, los que realicen servicios en vehículo y quieran las cosas a mano y organizadas y en general todos los que quieran una bandolera de muy buena calidad que con seguridad no les dejará tirados en el momento más inoportuno.

Las contras que he detallado son, en realidad, nimiedades; simplemente por poner unas cuantas “pegas” ya que no he encontrado ninguna realmente importante. Para más información puedes ponerte en contacto con nosotros. Hasta aquí el post de hoy ¡un saludo!

compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Teléfono: 916 210 259 / 667 596 178
C/ Porto Colón 6 Posterior local 5
28924 Alcorcón (Madrid) España